Alternate Text

¿Caracterizan a los longevos el no fumar y llevar una vida social activa?

miércoles 16 septiembre 2020

¿Qué es lo que hace que algunas personas lleguen con salud a edades muy avanzadas y otras no? Los científicos llevan investigando esto desde hace algún tiempo. A estos estudios se puede añadir un estudio reciente realizado en Nueva Zelanda.

 

Estudios realizados en personas sanas de más de 100 años

Investigadores de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) han estudiado a centenarios neozelandeses sanos. En este contexto, se consideran centenarios sanos aquellos a los que no se les haya diagnosticado uno o más trastornos relacionados con la edad.

 

Para este estudio se utilizaron los datos de un informe existente, en concreto, la evaluación del International Residential Assessment Instrument–Home Care (interRAI-HC) que se llevó a cabo durante el período comprendido entre julio de 2013 y julio de 2018. Los participantes en ese estudio eran personas mayores que vivían de forma independiente, que completaron una evaluación cuyos resultados se analizaron para integrarse en el estudio al que nos referimos. Las personas se dividieron en personas mayores (60 - 99 años) y centenarios (100 años o más). El grupo de personas mayores estaba formado por 103.377 personas y el grupo de centenarios, por 292. Tras analizar los resultados, este último grupo se subdividió a su vez en un grupo de centenarios y otro de centenarios sanos.

 

De los datos extraídos se deduce que hay poca diferencia entre el grupo de centenarios y el de centenarios sanos. Al comparar el grupo de centenarios sanos y el grupo de los mayores (60 - 99 años) se encontró una conexión interesante. No fumar y tener una vida social estable y activa hasta la vejez estaban de hecho asociados con lograr mantenerse sano más allá de los 100 años.

 

En este contexto, una vida social activa significa dejar el hogar para interactuar con otras personas. Puede ser visitar amigos, pero también participar en actividades como ir a un concierto o jugar al golf. Lo importante es que haya contactos sociales con otras personas y estos contactos tengan lugar fuera del hogar.

 

Conocimiento a través de la práctica

Por lo tanto, cuando reciba en su consulta tanto a personas mayores como a personas que deseen envejecer con salud, puede ser interesante observar si sus pacientes fuman y qué vida social llevan, además de sus hábitos nutricionales. ¿Tienen realmente vida social? ¿Dónde tienen lugar estas actividades: en su propia casa o fuera de ella? Y si se observa una reducción de la actividad social en su paciente, ¿cómo puede animarle a ampliar estas actividades?

 

Aumentar y mejorar el compromiso social de su paciente puede contribuir en gran medida a que se haga mayor con salud.

 

Fuentes

Internetbureau W3S

Bonusan.com/es utiliza cookies con el fin de mejorar la web y nuestros servicios y así poderle atender mejor. ¿Quiere saber qué cookies instalamos? Aquí encontrará más información.

Aceptar sólo cookies funcionales