Keuringsdienst: is visolie een afvalproduct?

¿El aceite de pescado también es un suplemento básico?

miércoles 23 marzo 2022

Los multivitamínicos son un suplemento básico: un extra recomendable para la dieta occidental de su paciente. Pero, ¿qué pasa con el aceite de pescado, que es rico en ácidos grasos omega-3? ¿Es solo cuestión de comer más pescado, o no es suficiente con ello? ¿Y si no se come pescado?

 

Los ácidos grasos omega-3 del pescado, las algas o el aceite de pescado juegan un papel clave en la salud humana. Estos ácidos grasos poliinsaturados determinan, entre otras cosas, la calidad de las membranas celulares de nuestro cuerpo, por ejemplo, en las células del corazón y del cerebro. Cuanto más se cuidan estas membranas, más flexibles son y mejor pueden hacer su trabajo. (CBS, 2015).

 

Pescado azul capturado en estado salvaje 

Se prefiere el pescado azul al pescado blanco, y el pescado silvestre siempre es mejor que el pescado de piscifactoría. Estos últimos animales reciben muchos antibióticos. También es importante que los peces puedan nadar libremente en el océano; todo lo que corre, vuela o nada es una fuente de nutrientes más rica que lo que vive en un establo, prado o piscifactoría. Además, de todos los peces que nadan libremente, son preferibles los peces de mar frío, porque producen ácidos grasos esenciales adicionales para aislarse del frío.

Si come pescado, es mejor que elija pescado azul de mar frío capturado en estado salvaje.

Los metales pesados en el pescado y el papel de las verduras

El problema con los peces capturados en la naturaleza es que a menudo contienen niveles elevados de metales pesados y otros contaminantes. El contenido de contaminantes es menor en las especies de peces más pequeñas que en los peces grandes [1]. Por lo tanto, es mejor elegir pescado azul más pequeño, como las sardinas, el arenque y las anchoas. 

No obstante, siempre es buena idea combinar el pescado con una comida rica en verduras y ajo. Estos alimentos contienen sustancias que ayudan a capturar las toxinas [2].  Si le receta aceite de pescado a su paciente, asegúrese de que esté en forma purificada, libre de contaminantes nocivos. Puede obtener más información sobre el aceite de pescado puro y el valor Totox aquí: La calidad de nuestros ácidos grasos mejorados.

La desventaja de las toxinas en el pescado capturado en estado salvaje no supera los beneficios para la salud, especialmente si se eligen pescados pequeños combinados con muchas verduras y ajo.

 

Proporción entre omega-3 y omega-6

El omega-6 también es un ácido graso poliinsaturado, pero funciona de manera diferente a los ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos omega-3 son fuertes inhibidores de la inflamación, mientras que los omega-6 a menudo son más propensos a fomentar la inflamación [3]. La proporción en la que comemos estos dos tipos de ácidos grasos determina muchos aspectos de nuestra salud.

Obtenemos grandes cantidades de omega-6 en forma de ácido araquidónico a través de los aceites vegetales, las margarinas, la carne y los alimentos procesados, por ejemplo. La proporción de ácidos grasos omega-6 a omega-3 en la dieta occidental es de aproximadamente 15-25:1, mientras que lo ideal sería una proporción de entre 5:1 y 1:1 [4]. Para restablecer la proporción, se debe aumentar la ingesta de omega-3 y reducir la de omega-6 de forma drástica. Esto requiere mucho esfuerzo por parte de su paciente, entre otras cosas porque las personas suelen estar acostumbradas a comprar muchos alimentos procesados.

 

Conclusión: Tomar suplementos de omega-3 purificado es un requisito para casi todas las personas para restablecer el equilibrio entre omega-6 y omega-3. 

Por lo tanto, podemos decir que, además de los multivitamínicos, el aceite de pescado también es un suplemento básico.

 

¿Y si no se come pescado?

Para estar sanos como humanos, dependemos de la ingesta de ácidos grasos omega-3 a través de los alimentos. Durante millones de años, hemos estado obteniendo estas grasas del consumo de pescado. Pero, en la actualidad, las dañinas técnicas de la pesca comercial moderna son, en parte, responsables de la degradación del ecosistema oceánico, con todas las consecuencias asociadas para las personas y el planeta. 

¿Podemos comer menos pescado o nada de pescado y, aun así, obtener suficientes ácidos grasos omega-3? Afortunadamente, es posible, comiendo algas y tomando suplementos de aceite de algas [5,6]. 

Las microalgas son alimento para el krill y las especies de peces pequeños. Por lo tanto, se encuentran al comienzo de la cadena alimentaria y son naturalmente ricas en ácidos grasos omega-3 puros. Las algas y macroalgas aún no forman parte de la dieta occidental, pero la creciente demanda de estos alimentos muestra que se están introduciendo gradualmente. Esto es algo muy positivo, tanto en vista de la sostenibilidad como de los beneficios para la salud. ¿Tiene curiosidad por conocer algún plato sencillo con algas? Wok de algas frescas con pak choi y pepino.

Puesto que no es fácil obtener suficientes ácidos grasos omega-3 simplemente comiendo algas y macroalgas, esta dieta saludable puede complementarse con aceite de algas, el equivalente vegetariano al aceite de pescado. 

Puede leer más sobre los suplementos para vegetarianos en el siguiente artículo:

 

Vegetarianos saludables, 8 consejos para una dieta completa.

Internetbureau W3S

Bonusan.com/es utiliza cookies con el fin de mejorar la web y nuestros servicios y así poderle atender mejor. ¿Quiere saber qué cookies instalamos? Aquí encontrará más información.

Aceptar sólo cookies funcionales