BO Factoren Die Onze Slaapkwaliteit Beinvloeden

Factores que afectan a nuestra calidad del sueño

miércoles 05 mayo 2021

Los factores que pueden perturbar el sueño (o inducirlo) son a menudo estímulos que no se hallaban en nuestro entorno natural durante la evolución humana. Entre ellos podemos incluir:

  • La luz artificial (lámparas, televisores, tabletas informáticas, ordenadores portátiles...)
  • La temperatura constante generada por la calefacción central
  • Comer muy frecuentemente
  • Determinados alimentos
  • La poca actividad física y el sedentarismo
  • El estrés social moderno

La luz artificial, por ejemplo, altera la comunicación entre los estímulos ambientales naturales y el ritmo día-noche. Los teléfonos móviles, las tabletas informáticas, los ordenadores y los televisores son aparatos que emiten luz azul. Esa luz azul reprime la producción de melatonina propia del cuerpo, o bien la hormona del sueño, y por tanto puede afectar al sueño negativamente. Es aconsejable evitar la exposición a luz azul lo máximo posible durante 2 horas o más antes de ir a dormir. Un filtro de luz azul en la pantalla, o unas gafas con filtro de luz azul pueden ayudar a ello.

Pero también la temperatura de nuestro entorno –que es registrada por el hipotálamo, un núcleo cerebral– se comunica con nuestro reloj biológico. La calefacción central hace que la temperatura ambiente sea estable, lo que permite que el hipotálamo no tenga que regular tanto nuestra temperatura corporal. Anular los estímulos naturales, tales como los cambios de temperatura, puede alterar el biorritmo, por lo que dormiremos peor.

La influencia de la alimentación y el estilo de vida en la calidad del sueño

La alimentación puede influir en la calidad del sueño tanto positiva como negativamente. Determinadas sustancias, de las que la cafeína es la más conocida, pueden perturbar el sueño. Cenar tarde comidas abundantes y con muchas calorías también es nefasto para descansar bien por la noche.

Aunque la comida también se puede utilizar para dormir mejor. Por ejemplo, cenar alimentos ricos en triptófano es beneficioso. El triptófano es el componente básico de la melatonina, la hormona del sueño. El triptófano se encuentra en los frutos secos, los huevos, el pavo y los plátanos, por ejemplo.

Para conseguir una calidad del sueño óptima es igualmente importante entrar en contacto con el ritmo de nuestro entorno natural: luz solar, aire libre, gradientes térmicos y cambio a la oscuridad. El descanso nocturno también puede mejorar si comemos con menos frecuencia (dos o tres veces al día) y llevamos una vida social satisfactoria, entre otros factores.

Conocimientos en la práctica

En nuestro entorno moderno hay varios estímulos que pueden causar insomnio. Para mejorar la calidad del sueño es importante evitar lo más posible la luz artificial por la noche. También limitar el consumo de cafeína y de comida abundante rica en calorías al final del día puede ayudar a dormir mejor. Además, es importante seguir los ritmos de nuestro entorno natural.

Internetbureau W3S

Bonusan.com/es utiliza cookies con el fin de mejorar la web y nuestros servicios y así poderle atender mejor. ¿Quiere saber qué cookies instalamos? Aquí encontrará más información.

Aceptar sólo cookies funcionales