Alternate Text

Investigación sobre el cerebro Wim Hof

martes 09 junio 2020

El aventurero holandés Wim Hof (61), también conocido como "El hombre de hielo". En Estados Unidos se ha investigado cómo responde el cerebro de Hof al exponerse al frío y qué mecanismos fisiológicos lo hacen resistente.

Wim Hof entrena su cuerpo y su mente en la naturaleza bajo condiciones extremadamente frías. Hof posee hoy en día varios récords mundiales de resistencia a la exposición al frío durante un periodo de tiempo muy largo. Sumergirse en un baño helado, escalar picos nevados en pantalones cortos y correr maratones en el círculo polar ártico son actividades relativamente fáciles para él.

Fisiología especial 

Wim Hof es el protagonista de una investigación científica sobre su excepcional fisiología corporal. Al parecer, él es capaz de controlar su sistema nervioso autónomo por sí mismo. Capacidad que él atribuye a una serie de técnicas de respiración y meditación desarrolladas por él mismo. Los tres pilares del Método Wim Hof (WHM) incluyen, además de los ejercicios de respiración y el entrenamiento mental / de concentración, la exposición gradual al frío.

En Estados Unidos, en el año 2018, se investigó cómo responde el cerebro de Hof durante su exposición al frío y qué mecanismos fisiológicos le permiten resistirlo. Esta investigación es parte de una serie de estudios neurobiológicos relacionados con la regulación de la temperatura y aborda específicamente el funcionamiento del cerebro del Hombre de Hielo expuesto a temperaturas extremadamente bajas. Los aspectos del WHM son interesantes para el cuidado de la salud mental o para enfrentar las enfermedades del sistema inmune.

Resultados interesantes

Los investigadores utilizaron técnicas de imagen, como la IRM y la PET, para estudiar el cerebro y las funciones corporales de Hof. Durante los tres días que duraron las mediciones, Hof llevó un traje especial, parecido a un traje de neopreno, que los investigadores llenaron con agua a temperatura controlada. También se recogieron datos de imágenes y se tomaron medidas de datos fisiológicos para establecer la relación con la exposición controlada al frío. Por supuesto, las mediciones que se obtuvieron gracias al Hombre de Hielo, también se compararon con las de un grupo de control formado por sujetos sanos. Los resultados fueron interesantes.

Hof demuestra, gracias a su propio método, tener una excelente resistencia al frío. El estudio muestra que la temperatura de la piel de Hof cambia ligeramente después de la exposición al frío. Los investigadores lo atribuyen a su capacidad de inocular, en mayor grado, el componente simpático del sistema nervioso autónomo. La exploración por PET también mostró un aumento en la combustión de la glucosa por los músculos intercostales. Este hecho le permite generar calor que, a través de los pulmones y la circulación de la sangre, calienta los pequeños vasos sanguíneos alrededor de las vesículas pulmonares. Controlar y regular la temperatura de la piel (periférica) y al mismo tiempo la temperatura interna (central) no es algo que pueda hacer todo el mundo. Esto explica cómo Hof resiste a los fenómenos de congelación.

El método Wim Hof influye en el sistema inmune

Los ejercicios de respiración, la actitud mental y la exposición reiterada al frío no solo activan el sistema nervioso autónomo. Estos ejercicios también reducen la reacción del sistema inmunitario. Los investigadores del Centro Médico Universitario de Radboud (Países Bajos) presentaron las primeras pruebas científicas en este sentido. Permitieron a Hof entrenar a doce hombres sanos durante diez días con sus técnicas específicas. Posteriormente, se inyectó endotoxina tanto al grupo que recibió entrenamiento como al grupo de control que no lo recibió. El sistema inmunitario reacciona a la endotoxina como si bacterias vivas nos invadieran produciendo proteínas inflamatorias. Como resultado de ello, pueden aparecer síntomas de gripe, como dolores de cabeza y fiebre.

Esta investigación demostró que el grupo entrenado produjo más adrenalina, una hormona del estrés que se libera al aumentar la actividad del sistema nervioso simpático y que suprime la respuesta inmunitaria. El grupo entrenado presentó menos proteínas inflamatorias y menos síntomas de gripe. Se puede concluir que el método de Hof puede influir en el sistema inmune positivamente.

Conocimiento a través de la práctica

Los tres componentes del método de Hof, ejercicios de respiración, actitud mental y exposición reiterada al frío, tienen un efecto beneficioso en el sistema nervioso autónomo. También se genera adrenalina, que puede suprimir la respuesta inmunitaria. Estos ejercicios pueden formar parte de un plan de tratamiento para sus pacientes. Por ejemplo, ejercicios de respiración que inducen a la hipoxia y a la hipercapnia, ejercicios de meditación y tomar regularmente una ducha fría o un baño de hielo; acciones para regular el desarrollo del estrés y del sistema inmunitario.

Fuentes 

Matthijs Kox et al, Sympathetic nervous system limits immune response, Proceedings of the National Academy of Sciences May 2014, 111 (20) 7379-7384; DOI: 10.1073/pnas.1322174111

Otto Muzik et al, "Brain over body"–A study on the willful regulation of autonomic function during cold exposure, NeuroImage (2018). DOI: 10.1016/j.neuroimage.2018.01.067

Internetbureau W3S

Bonusan.com/es utiliza cookies con el fin de mejorar la web y nuestros servicios y así poderle atender mejor. ¿Quiere saber qué cookies instalamos? Aquí encontrará más información.

Accepteer Alleen Functionele Cookies