Alternate Text

Los ejercicios de pierna son buenos para el sistema nervioso

domingo 10 junio 2018

Un estudio ha demostrado que las señales enviadas al cerebro por los músculos grandes de las piernas son importantes para la producción de células nerviosas sanas. Por tanto, hacer poco ejercicio repercute también en el rendimiento del cerebro.

Se ha visto en un estudio que la salud neurológica depende tanto de las señales que van desde los músculos grandes de las piernas al cerebro como a la inversa. No se trata de un tráfico de un solo sentido en el que el cerebro ordene a las piernas lo que hacer. El estudio demuestra que el uso de las piernas, sobre todo su carga, envía señales al cerebro que son de vital importancia para la producción de células nerviosas sanas.

No solo motricidad

Las circunstancias que hacen imposible o casi el caminar causan atrofia en los músculos y, con ello, se reduce aún más la movilidad. Ahora se ha descubierto que esto también disminuye el rendimiento del cerebro. Por tanto, la inmovilidad no solo influye en los sistemas motores y metabólicos, sino también en el sistema nervioso (central). La escasez de ejercicio físico hace que sea difícil para el cuerpo producir nuevas células nerviosas y modifica su interacción con las células de los músculos. Esto le sucede también a los astronautas que permanecen mucho tiempo sin gravedad.

Planteamiento del estudio

En este estudio se privó temporalmente a ratones de su libertad de movimiento: durante 28 días no pudieron utilizar sus patas traseras. El grupo de control sí que podía moverse adonde quisiera. Al final de este periodo se analizó la zona subventricular del cerebro de todos los ratones. Esta área influye, en muchos mamíferos, en el mantenimiento de la salud de las células nerviosas. También es la región en la que las células madre neurales producen nuevas neuronas.

La mencionada limitación física redujo un 70% el número de células madre neurales en comparación con el grupo de control. Eran menos capaces de reproducirse y presentaban un ciclo celular alterado. Tanto las neuronas como los oligodendrocitos no maduraron por completo durante la restricción del movimiento. Estos son células especializadas que sostienen y aíslan las células nerviosas.

La limitación del movimiento corporal también parece influir en dos genes. Uno de ellos es CDK5RAP1, que es importante para las mitocondrias. En ellas, la energía de la comida se convierte en energía que pueda ser utilizada por el organismo. Limitar los movimientos reduce la cantidad de oxígeno en el cuerpo, originándose un ambiente anaeróbico y modificando el metabolismo.

Por último, el estudio permite comprender el deterioro acelerado de los pacientes con afecciones neurológicas en cuanto sus movimientos se ven limitados. También las enfermedades que restringen el movimiento pueden influir en las células madre neurales y contribuyen a las manifestaciones negativas de estas patologías.

Conclusión

Los resultados sugieren que las personas inmovilizadas no solo pierden masa muscular: las consecuencias son de gran alcance e incluso llegan a provocar desarreglos en el sistema nervioso. Esto cambia también nuestra capacidad de adaptarnos a nuestra vida y gestionar el estrés. Esto es desagradable para todos, pero quizá sea aún peor para las personas que padecen enfermedades crónicas. El ejercicio físico debería ser una parte obligatoria de cualquier tratamiento.

Fuentes

Adami R, Pagano J, Colombo M, Platonova N, Recchia D, Chiaramonte R, Bottinelli R, Canepari M, Bottai D. Reduction of Movement in Neurological Diseases: Effects on Neural Stem Cells Characteristics. Frontiers in Neuroscience 12 (2018)

https://medicalxpress.com/news/2018-05-leg-critical-brain-nervous-health.html

 

 

Internetbureau W3S

Bonusan.com/es utiliza cookies con el fin de mejorar la web y nuestros servicios y así poderle atender mejor. ¿Quiere saber qué cookies instalamos? Aquí encontrará más información.

Accepteer Alleen Functionele Cookies