Alternate Text

Los niños son más vulnerables a las alteraciones en la producción de melatonina e

martes 01 septiembre 2020

Los niños y los adolescentes son particularmente vulnerables a las alteraciones en la producción de melatonina por luz artificial. Los factores biológicos, neurológicos y psicológicos juegan un papel importante, según estudios de la Universidad de Colorado.

La melatonina, como hormona del sueño, afecta a nuestro biorritmo, o ritmo de sueño-vigilia. Su producción en nuestro cerebro es estimulada por la oscuridad, lo que nos hace sentir sueño, e inhibida por la luz (solar) en la retina. Justo antes de que nos durmamos, el nivel de melatonina está en su punto más alto.

Ahora, la mayoría de nosotros, incluyendo niños y adolescentes, nos rodeamos de luz artificial todo el día y también por la noche. Además, a menudo echamos un vistazo a nuestro teléfono móvil o tablet justo antes de irnos a dormir. Debido a la luz brillante que produce este teléfono o tablet, nuestro reloj biológico interno "piensa" que todavía es de día, retrasando así la producción de melatonina.

Trastornos del sueño en jóvenes

Ya se han realizado muchas investigaciones que demuestran que los niños y adolescentes que pasan mucho tiempo con el teléfono móvil o el ordenador experimentan todo tipo de problemas del sueño: se van a dormir más tarde, duermen menos horas y, además, la calidad de su sueño es menor. ¿Pero por qué los niños son especialmente vulnerables a los trastornos del sueño?

Para responder a esa pregunta, la Universidad de Colorado en Boulder ha revisado más de sesenta estudios entre niños de 5 a 17 años. De esta revisión sistemática -publicada en la revista Pediatrics- se desprende que los factores biológicos, neurológicos y ambientales influyen (Lebourgeois 2017).

Los ojos aún no están desarrollados del todo

Así, los niños son más sensibles al impacto de la luz en su biorritmo porque sus ojos aún no están completamente desarrollados. El investigador principal comenta: "Sabemos que los niños y adolescentes tienen las pupilas más grandes y que sus lentes son más transparentes, por lo que la exposición y la sensibilidad a esa luz es mayor que en los adultos".

Y esa influencia es grande: por ejemplo, un estudio demostró que cuando los adultos y los niños en edad escolar fueron expuestos a la misma cantidad e intensidad de luz, los niveles de melatonina de los niños cayeron el doble de rápido. Además, otros estudios mostraron que la luz azul, omnipresente en los teléfonos móviles, es excepcionalmente efectiva para suprimir la melatonina.

Emoción a causa de los medios digitales

Además, la estimulación psicológica de los medios digitales puede contribuir a dificultar el sueño: "Tanto si se trata de ver una película violenta, de jugar a un juego cautivador o de mandarse mensajes con los amigos, todas estas interacciones aumentan la excitación, lo que a su vez mantiene despiertos a los jóvenes durante más tiempo", dice el investigador principal. Los investigadores también vieron que los niños y adolescentes que dejaron su móvil en la mesilla de noche -y esto lo hicieron más de tres cuartas partes de ellos- experimentaron significativamente más problemas de sueño.

Nuevas investigaciones entre niños pequeños

Mientras tanto, la Universidad de Colorado ha comenzado un estudio de cinco años para investigar en los hogares la influencia de la luz artificial en los niños en edad preescolar. También ellos están haciendo un uso cada vez mayor de los medios digitales, mientras que estos niños pequeños se encuentran en un período vulnerable de su desarrollo. El resultado de un primer estudio fue publicado recientemente en la revista Physiological Reports (Akacem 2018).

La producción de melatonina se detuvo casi por completo

Fue un estudio a pequeña escala entre diez niños sanos de entre 3 y 5 años. En estos niños pequeños, la producción de melatonina pareció detenerse casi por completo cuando fueron expuestos a una luz brillante una hora antes de acostarse. Después de apagar la luz, la producción de melatonina solo se reanudó al cabo de 50 minutos. Es el primer estudio para determinar la influencia hormonal de la luz en los niños pequeños.

La investigación se repetirá, con un mayor número de niños pequeños y con diferentes intensidades de luz. El investigador principal espera que después de cinco años quede claro cuánta influencia tiene la luz artificial en el sueño y el biorritmo de los niños pequeños. Sospecha que esto conducirá a directrices con base científica para padres y responsables políticos.

Conocimiento a través de la práctica

Usted ya sabía, por supuesto, que es importante para sus pacientes adultos, pero para sus pacientes jóvenes parece aún más urgente resolver los problemas de sueño, limitando su exposición a la luz artificial por la noche. Puede aconsejarles que apaguen los dispositivos mucho antes de acostarse, guarden los teléfonos móviles y atenúen las luces para que la producción de melatonina pueda ser estimulada nuevamente de forma natural.

Fuentes

  1. Lebourgeois M, Hale L, Chang A-M, Akacem L, Montgomery-Downs H, Buxton O. Digital Media and Sleep in Childhood and Adolescence. Pediatrics. 1 november 2017;140:S92–6.
  2. Kids uniquely vulnerable to sleep disruption from electronics [Internet]. [geciteerd 28 juli 2020]. Beschikbaar op: https://medicalxpress.com/news/2017-11-video-kids-uniquely-vulnerable-disruption.html
  3. Akacem LD, Wright KP, LeBourgeois MK. Sensitivity of the circadian system to evening bright light in preschool-age children. Physiological Reports. 2018;6(5):e13617.
  4. Preschoolers exposed to nighttime light lack melatonin [Internet]. [geciteerd 28 juli 2020]. Beschikbaar op: https://medicalxpress.com/news/2018-03-preschoolers-exposed-nighttime-lack-melatonin.html

 

 

Internetbureau W3S

Bonusan.com/es utiliza cookies con el fin de mejorar la web y nuestros servicios y así poderle atender mejor. ¿Quiere saber qué cookies instalamos? Aquí encontrará más información.

Aceptar sólo cookies funcionales