Slaap: 7 feiten en fabels

Sueño: 7 mitos y realidades

viernes 04 junio 2021

Se escribe y se dice mucho sobre el sueño. Pero, ¿cuánto es de verdad cierto? ¿Se puede realmente funcionar bien con 4 horas de sueño por noche? ¿Dormimos peor cuando hay luna llena? En este artículo examinamos críticamente 7 mitos y realidades sobre el sueño.

1: El sueño perdido se puede recuperar

¿Es eficaz dormir hasta tarde el fin de semana para compensar una semana ajetreada? La respuesta es no, no se puede ahorrar ni recuperar el sueño. Por lo tanto, recuperar el sueño perdido no tiene el mismo efecto que dormir bien todas las noches. Lo mejor es mantener un patrón de sueño regular a lo largo de la semana, de esa manera se despertará sintiéndose más descansado.

Conclusión: MITO

 

2: El alcohol hace que se duerma mejor

El alcohol produce una relajación que hace que se quede dormido más rápido, pero también reduce la calidad del sueño. El alcohol no permite que las distintas fases del sueño se completen correctamente. Cuanto más alcohol se consume, más tiempo se pasa en la segunda parte de la noche de sueño ligero (fase 1 no REM). Por lo tanto, más alcohol hace que el sueño sea más ligero. Además, el alcohol reduce la cantidad de sueño REM y afecta el sueño profundo.

Conclusión: MITO

 

3: Los hombres duermen mejor que las mujeres

Al medir la actividad cerebral de hombres y mujeres durante el sueño, los investigadores han descubierto que las mujeres pasan menos tiempo en sueño ligero y más tiempo en sueño profundo durante la noche. Las mujeres jóvenes, en particular, duermen objetivamente mejor que sus coetáneos varones. Por el contrario, las mujeres tienen un 40 % más de posibilidades de padecer problemas de sueño, como insomnio; además la apreciación subjetiva del sueño es menor en las mujeres que en los hombres. Es posible que factores como el estado de ánimo, la ansiedad y los síntomas depresivos afecten a la percepción de la calidad del sueño y a los problemas de sueño de las mujeres. Las mujeres tienen el doble de posibilidades de sufrir trastornos de ansiedad y depresión que los hombres.

Las diferencias hormonales también tienen peso en este sentido. Las hormonas sexuales influyen en el biorritmo, por ejemplo, retrasando el pico de melatonina. Durante el ciclo menstrual, las mujeres ya perciben diferencias en la calidad del sueño, pero es especialmente durante y después de la menopausia cuando las diferencias son considerables. En las mujeres menopáusicas, el pico de melatonina se adelanta una hora, lo que hace que se despierten antes por la mañana. Además, las mujeres menopáusicas tardan más en quedarse dormidas y la duración de su sueño profundo durante la noche disminuye.

Conclusión: MITO Y REALIDAD

 

4: Cuatro horas de sueño son suficientes

A corto plazo, dormir poco no parece ser un problema, pero a largo plazo las consecuencias se vuelven más graves. Cuatro horas de sueño por noche no son suficientes. Un amplio estudio estadounidense muestra que la cantidad de personas que duermen poco ha aumentado en los últimos años. Uno de los sectores en los que muchas personas presentan un déficit de sueño es el sanitario: nada menos que el 45 % de los trabajadores sanitarios duerme menos de 7 horas por noche.

Conclusión: MITO

 

5: En verano se duerme menos que en invierno

Al investigar las comunidades de cazadores-recolectores que no disponían de luz artificial, se observó que había una diferencia entre sus horas de sueño durante el invierno y el verano. Sin embargo, la llegada de la luz artificial hace que, tanto en invierno como en verano, las personas duerman menos de lo que naturalmente dormirían.

Conclusión: REALIDAD

 

6: Caminar le hace dormir mejor

Las investigaciones demuestran que las personas que se mantienen activas durante el día (preferiblemente al aire libre) duermen mejor por la noche. Así nos hizo ver una investigación que demostró que quienes tuvieron que caminar 10 000 pasos al día se quedaban dormidos más rápido, dormían más tiempo y tenían un sueño de mayor calidad. Dar paseos también es beneficioso para gente con problemas, por ejemplo, de insomnio. Además, las personas con problemas de sueño se beneficiaron más de un paseo por la tarde que de un paseo a mediodía.

Conclusión: REALIDAD

 

7: Cuando hay luna llena se duerme menos

El ciclo lunar influye en el sueño. Los investigadores han demostrado que con luna llena uno tarda más en quedarse dormido y se duerme un total de 20 minutos menos. Esto se debe probablemente a la mayor cantidad de luz que hay en noches de luna llena. La influencia de la luz artificial hace que este efecto posiblemente desaparezca por completo.

Conclusión: REALIDAD

 

Conocimientos en la práctica

Así como el sueño suficiente nos hace sentir descansados y energéticos, el sueño insuficiente puede afectar a nuestro estado de ánimo y a nuestra salud. Al saber más sobre la función del sueño, su estructura y los factores que influyen en él, podremos recuperar el control sobre nuestro sueño y, por tanto, sobre nuestra salud.

Internetbureau W3S

Bonusan.com/es utiliza cookies con el fin de mejorar la web y nuestros servicios y así poderle atender mejor. ¿Quiere saber qué cookies instalamos? Aquí encontrará más información.

Aceptar sólo cookies funcionales